En el siguiente artículo presentamos una aplicación experimental para realizar tatuajes con robot.  Queremos destacar que esta es una aplicación experimental con grandes riesgos potenciales, por lo que les recomendamos no intentar hacerse un tatuaje con un robot

Herramientas para tatuar

Las primeras herramientas para tatuar se desarrollaron hace más de 5,000 años.  El principio básico de todo tatuaje es inyectar, por medio de algún tipo de aguja, un pigmento o tinta dentro de la piel.  La piel tiene tres capas: la epidermis (capa superficial), la dermis (capa intermedia) y la capa subcutánea.  Si la tinta se queda en la epidermis, esta se borrará al poco tiempo.  Si la tinta llega a la capa subcutánea, existe el riesgo de infección además de que el dolor es excesivo.  Si la tinta se queda en la dermis, a una profundidad entre 1mm y 2mm, entonces la marca durará por mucho tiempo.

Los creadores de este sistema realizaron sus primeras pruebas con una impresora en 3D adaptada.  Estaban interesados experimentar con las posibilidades de utilizar un robot industrial para realizar una operación delicada sobre una persona viva.

Procedimiento para realizar el tatuaje con un robot

Digitalización de la parte a tatuar

Primero se hizo una digitalización de la pierna a tatuar.  Esto se hizo con un sistema óptico que toma diferentes fotografías de diferentes ángulos de la pierna, y traduce esta información en un modelo tridimensional.

Diseño del tatuaje en CAD

Una vez teniendo el modelo tridimensional de la pierna, con otro software se realizó el dibujo del tatuaje sobre la superficie.  En esta caso se hizo una espiral.

Integración del diseño en CAD al programa del robot

Una vez que se tiene el trazo del tatuaje en 3D, esto se traduce al programa del robot.  Esta es una tecnología similar a la utilizada en el artículo sobre impresión en 3D con robot o el artículo sobre el robot para esculpir figuras alegóricas.

Implementación

Ya teniendo el programa del robot listo, el siguiente paso fue posicionar la pierna firmemente para que no se moviese durante el programa del robot.

Seguridad.

Un punto importante de este experimento ha sido la seguridad.  Un robot con una aguja puede realizar serios daños en una persona.  En el video se puede ver cómo la muñeca del robot se mueve a mayor velocidad que la aguja.  Es importante que esto se vea durante la simulación, para evitar colisiones con, por ejemplo, la otra pierna de la persona recibiendo el tatuaje.

Ventajas de la instalación

Si bien esta solución plantea muchas dificultades en cuanto a seguridad, una solución de tatuaje con robot tendría las siguientes ventajas:

  • Al igual que estamos habituados ya a retocar textos y dibujos antes de imprimirlos o publicarlos, se puede revisar y modificar el tatuaje antes de “imprimirlo”
  • Con el robot podemos programar con bastante precisión la velocidad y la profundidad de la aguja.  Esto nos da la misma calidad en todas las líneas.
  • El robot no necesita pausas, con lo cual podría terminar un tatuaje antes que una persona.