Prueba piloto con robot para freír alimentos

En septiembre de 2018 la empresa Miso Robotics anunció que ya está disponible su solución para utilizar robots para freír alimentos.  Miso Robotics se enfoca no solamente en la robótica, sino también en la inteligencia artificial.  El robot se conecta una plataforma de inteligencia artificial en la nube para poder freír alimentos.

El anuncio se realizó una vez terminada una prueba piloto.  Para ello, se colocó al robot en un puesto de comido en el estadio de los Dodgers de Los Angeles.  El robot trabajó junto con el personal de cocina, y fue capaz de producir hasta ocho cestas de alimentos por hora.

Funcionamiento del sistema

El personal de la cocina debe cerciorarse que siempre haya comida sin preparar en la estación de entrada del robot.  Para ello, se van colocando cestas con alimento sin preparar en la posición de carga.

En el momento en que se pone la orden de comida, la instrucción llega al robot para saber lo que tiene que preparar.  El robot va tomando las diferentes cestas y las va colocando en freidoras.  El sistema avisa al personal de cocina las cestas que ha tomado el robot, con el fin de que las vayan reemplazando por cestas nuevas de alimento sin preparar.

El sistema cuenta con un sistema de visión térmico y 3D conectado a un sistema de visión artificial en la nube.  De esta forma, el sistema monitorea la correcta fritura de los alimentos.  Cuando los alimentos están lo suficientemente fritos, el robot los saca de la freidora y los deja escurrir.  Posteriormente, el robot coloca los alimentos ya preparados en la estación de salida.

Una vez que los alimentos están en la estación de salida, un empleado de la cocina mide la temperatura de los alimentos.  La información de la temperatura es tomado en cuenta por el robot e irá aprendiendo a mejorar la forma de cocinar los alimentos.

Adicionalmente, el robot toma una red para limpiar el aceite.  El robot también puede ser lavado.

Robot colaborativo

Se puede decir que este robot es colaborativo ya que existe una zona de trabajo que es compartida por el robot y el personal de cocina.  Para garantizar la seguridad del personal, el robot cuenta con sensores láser que detectan si una persona está en una zona no segura.  El sistema ha obtenido el certificado OSHA (certificado emitido por la Occupation Safety and Health Administration de EE.UU.) y está diseñado para las cocinas comerciales.

Ventajas del sistema

Las ventajas de esta instalación son muy similares a las ventajas en otras aplicaciones de robots para alimentos, como la aplicación de los robots tipo delta para paquetes de piementos.

Uno de los motivos para automatizar es siempre la calidad.  Esto no quiere decir que un robot pueda cocinar mejor que una persona, pero el robot siempre cocinará de la misma manera.  Con esto podemos garantizar que los alimentos nunca estarán crudos o quemados.

Otro motivo es la fiabilidad.  Los robots no necesitan pausas durante su turno de trabajo y son capaces de estar en disponibles 100,000 horas continuas.

Por último, esta solución tiene dos ventajas importantes de seguridad e higiene.  Por un lado se reduce el riesgo de quemarse con el aceite, y por otro se reduce el riesgo de contaminar los alimentos al ser manipulados por personas. Con este sistema además se logra tener trazabilidad en los alimentos.