La fábrica de Audi en Bélgica instaló un robot colaborativo Fanuc CR-7iA/L para realizar el control de calidad de cordones de soldadura en la carrocería del A1.

Control de calidad

Normalmente al final de un proceso de soldadura siempre hay algún tipo de inspección para garantizar que no haya habido ningún error.  Este proceso se puede hacer manualmente con uno o varios operarios, o con sistemas de visión artificial, de láser o con alguna combinación de visión artificial con láser.

En el caso de esta instalación, se trata de una solución mixta en la que tanto el robot como los operarios verifican diferentes partes de la carrocería antes de pasar a la siguiente fase.

Control de calidad con robot

El robot cuenta con un cabezal con un sistema de visión artificial y un sistema láser.  El robot va revisando los cordones de soldadura y verifica los siguientes parámetros:

  • Presencia
  • Posición
  • Longitud
  • Porosidad

Ventajas del robot colaborativo

La principal ventaja de este tipo de robots es que no requieren de vallado.  Los operarios están trabajando en el mismo espacio que el robot.  De no ser así, se debería tener una estación adicional para el robot, con todas las medidas de seguridad que ello implica.

Una de las ventajas que destacan es la mejora en la ergonomía para este tipo de trabajos.  El robot accede siempre a los cordones que se encuentran en las posiciones más desfavorables para los operarios.

Robot colaborativo en aplicación de control de calidad